En la actualidad, es evidente que estamos experimentando unas variaciones en el clima que afectan en diferentes sentidos. En la viticultura no debería de ser menos y, por tanto, podemos afirmar que existe una afectación del cambio climático en las viñas. Pero, ¿cómo influye en ellas? ¿Qué cambios estamos notando los profesionales de este sector en cuanto al terreno que trabajamos a diario?

¿Qué es el cambio climático?

A veces se confunde con el calentamiento global. Son conceptos diferentes, pero que van cogidos de la mano, puesto que el calentamiento es la principal consecuencia del cambio climático.

Lo que comporta el término en cuestión es un aumento de la temperatura a escala global y, por tanto, expone a la flora y la fauna al peligro de su supervivencia. Los impactos más evidentes hoy en día del cambio climático son el deshielo de los polos, que aumentan el nivel del mar; y, contrariamente, efectos tan drásticos como las sequías.

La influencia en el mundo vitivinícola

Como que tratamos un territorio propio del medio natural, es normal que nos vemos afectados directamente por el cambio climático. Todo el mundo es consciente (o lo tendría que ser!) de las consecuencias más notables de este fenómeno, por lo tanto, quien trabajamos al campo lo vemos a diario.

Algunos de los principales efectos son los siguientes:

  • Vendimia anticipada: según el tipo de suelo donde crecen las viñas, la vendimia puede verse anticipada. Este hecho se debe a la subida de las temperaturas del planeta.
  • Sequías durante el año: los meses de lluvia (durante la primavera) se ven afectados por el cambio climático. Las sequías son más comunes y las lluvias escasas.
  • Se acaba con los hongos: el frío y la humedad pueden acabar con algunos hongos que son buenos para el vino durante la maduración de la uva.
  • Aparecen nuevas zonas vinícolas: las zonas con más altura ganan frente al resto de territorios vinícolas.

canvi climàtic

Variaciones a la forma de trabajar

La afectación del cambio climático en las viñas comporta para las bodegas un cambio en la forma de hacer el trabajo que se ha hecho siempre. Las maquinarias, cada vez más avanzadas, ayudan en ciertas funciones.

Cada año se evalúa cómo ha avanzado el crecimiento de la uva y el estado del suelo para tomar ciertas decisiones. Los que formamos parte de este sector trabajamos a diario para conseguir que el cambio climático afecte lo menos posible en nuestras viñas. ¿Qué seríamos sin ellas? ¿Y qué serían los vinos Grau? ¡Nada!

Los vinos ecológicos se encuentran en auge

Este cambio global es uno de los motivos por los cuales cada vez se producen más vinos ecológicos. Celler Grau i Grau ya produce diferentes gammas de manera ECO y ¡así lo certifica la etiqueta de algunas de nuestras botellas!

Sus características aportan múltiples beneficios en cuanto al medio ambiente. Por tanto, es importante contar con este esfuerzo de producir productos ecológicos y proteger nuestras viñas en cierto modo.

vins ecològics

Nos tenemos que adaptar al futuro

Según los vaticinios de los expertos sobre cambio climático, las bodegas tendremos que adaptarnos a nuevas formas de trabajar. Entre otras acciones, las zonas vinícolas se tendrán que encontrar cada vez más en zonas con cierta altura respecto al nivel del mar.

Una cosa tenemos clara: nunca dejaremos de hacer el que más nos apasiona, ¡que son los vinos! Y, por supuesto, los vinos del Pla de Bages. 🙂 Echa un vistazo a los productos que elaboramos diariamente con toda la pasión y aprecio que nos da esta profesión.

Dejar un comentario