El maridaje de vinos se está convirtiendo en una parte fundamental de la buena gastronomía y es determinante para el éxito de una comida. Saber elegir qué vinos convienen más a una determinada propuesta es algo que cada vez importa más y a lo que hay que prestar mucha atención para no cometer errores. Maridar el vino rosado es uno de los apartados más interesantes del maridaje de vinos y comidas y en este post te explicamos lo que debes tener en cuenta para acertar al combinar vino y comida.

Los vinos rosados son el resultado de procesos de elaboración en los que el mosto pasa muy poco tiempo en contacto con el conjunto de la uva. Además, tienen periodos de maduración cortos y se embotellan pasado poco tiempo desde el prensado de la uva. Históricamente se han considerado vinos más bien ligeros, poco aptos para la gran mesa. Pero esa idea, afortunadamente, ya está en desuso.

Por eso, lo primero es romper con esos estereotipos: siempre se ha pensado que el vino rosado, generalmente fresco y ligero, solo sirve para acompañar a postres. Esto no es así: hoy en día, encontramos excelentes vinos rosados que pueden ir con todos los platos.

maridaje con vino

 

Claves del maridaje con vino rosado

A la hora de combinar nuestros vinos rosados, es preferible hacerlo teniendo en cuenta el tipo de alimento con el que se quiere maridar. Los grupos principales serían estos:

1. Aperitivos

Los rosados, especialmente en épocas de calor, maridan perfectamente con aperitivos de todo tipo, sobre todo con quesos y embutidos, pero también con tapas ligeras. Éste podría ser Clos del Recó.

Igualmente, acompañan muy bien a las ensaladas, realzando sus sabores y toques refrescantes. Los rosados más púrpuras son los que mejor se comportan en estas situaciones.

 

2. Pescados

Al igual que los blancos, los vinos rosados funcionan de maravilla con el pescado. Son especialmente idóneos para maridar con los mariscos y con los moluscos, y también se adaptan bien a platos que incorporen estos productos, como las paellas y otros arroces.

Los rosados más afrutados, como es el Merlot, son los más adecuados para estos platos.

maridaje con vino

 

3. Carnes

Algunas carnes se presentan muy bien a combinar con el rosado. Son, especialmente, las de ave: pollo, pavo, pato

Sin embargo, algunas otras carnes también combinan adecuadamente con nuestro vino rosado 4 Arreplegats. Por ejemplo, el cerdo en algunas preparaciones. En estos casos, trata de buscar rosados con más cuerpo y bastante afrutados. También funciona bien en compañía de carnes ahumadas.

4. Postres

Con los postres, los vinos rosados se acoplan a la perfección. Su frescura y vitalidad los hace perfectos para jugar con lo dulce.

En este caso, incluso se puede optar por rosados espumosos, con aguja, vinos que darán todavía un tono más alegre y fresco a esa combinación.

 

En el maridaje con vino, como ves, no tiene por qué haber reglas establecidas. Actualmente contamos con todas las posibilidades, porque el mercado ofrece tantas opciones como ideas se puedan ocurrir. Solo hay que saber cómo hacer el maridaje y disfrutar de él sin complejos.

¿Qué rosado te gusta más para realizar un maridaje con vino? En nuestra tienda online encontrarás una gran variedad de este tipo de producto para que disfrutes tanto de los platos como del vino escogido. Puedes hacer tantas combinaciones como quieras hasta dar con el maridaje más acertado.

Dejar un comentario