Todo el proceso que se lleva a cabo para la elaboración del vino se tiene que respetar, paso a paso. Tan importante es la cura de las viñas como la disposición del producto final en su lugar correspondiente; por lo tanto, el almacenamiento donde se guarda el vino es clave para ofrecer la mejor calidad de éste.

No todos los vinos se almacenan en los mismos sistemas ni durante el mismo tiempo que el resto, puesto que cada producto presenta una serie de características que determinarán el método de conservación del vino. Es importante, pues, tener en cuenta las propiedades de la bebida que guardaremos durante los próximos meses.

La función principal del proceso de conservación del vino es que éste no pierda ninguna de sus propiedades y asegurar la calidad y esencia del producto. Esto significa que estamos hablando de una parte imprescindible de la producción de vinos, porque también afecta a la salud de los consumidores.

 

Las cavas de una bodega, el mejor lugar donde se guarda el vino

Por sus características, la zona más subterránea de una bodega es el lugar ideal para conservar el producto. Las paredes tienen que evitar cualquier filtración, por lo tanto, lo mejor es que sean gruesas (de piedra o ladrillo) y el suelo también tiene que ser así.

A la hora de aventurarse a crear una bodega, es importante saber dónde se conservarán los productos que se elaboren. Tenemos que pensar que algunos de los vinos se guardan durante años y años, y tienen que residir en el lugar idóneo. En Celler Grau i Grau almacenamos nuestros productos en unas cavas subterráneas para garantizar la mejor calidad de estos, ¡la sala de barricas!

macari i jordi

 

Temperatura y ventilación, aspectos que se tienen que respetar

La temperatura del almacén tendría que oscilar entre los 10 y 15 °C y es muy importante que durante todo el año se mantenga en la misma franja porque un cambio brusco de temperatura afectaría directamente al corcho de la botella. Éste cambiaría de medida hasta el punto que podría permitir la filtración del vino.

En este punto, la ventilación también se trata de un aspecto a tener en cuenta. La humedad idónea, de un 75% aproximadamente, afectará positivamente al corcho, evitando olores innecesarios y otras características de una ventilación incorrecta. Es favorable disponer las botellas en posición horizontal.

Sobre la realidad del corcho, se han creado muchas creencias que, a menudo, no son del todo ciertas. Aquí podrás diferenciarlas.

 

La barrica de madera es la mejor manera de conservar el vino

Concretamente, la madera de roble. Este material resulta muy positivo para la conservación del vino, puesto que evita alteraciones del producto y a la vez ayuda en el sabor agradable y color de éste.

Pero no todos los vinos pueden almacenarse durante el mismo tiempo en una barrica de madera. Cada tipo de producto requiere unas necesidades para envejecer y ser disfrutado de la mejor manera posible, por lo tanto, hay barricas que pueden llegar a ser útiles hasta los 40 años.

Las principales finalidades de una barrica, lugar donde se guarda el vino, son:

  1. Aporta al producto sustancias agradables, como los taninos, y saludables, como el ácido elágico.
  2. Limpieza del vino separando sedimentos.
  3. Permite la micro oxigenación y ayuda en la estabilidad del color.

barrica de fusta

 

Se tiene que evitar una alta iluminación

En las visitas enoturísticas de las bodegas, el hecho de conocer el lugar donde se guarda el vino es muy importante para los visitantes. Y la realidad es que lo mejor para la conservación del producto es que el almacén sea lo más oscuro posible.

La luz puede estropear un vino, y todavía más si éste es blanco. Así que, recuerda: las cavas, cuanto más oscuras, mejor para la calidad del producto.

 

¡Te queremos enseñar dónde se guarda el vino en Celler Grau i Grau! Si todavía no has reservado día para hacer una visita de enoturismo, no dudes en hacerlo. Conocerás de primera mano el trabajo que hacemos y las instalaciones donde se elaboran nuestros vinos.

Dejar un comentario