Nos situamos en el municipio de Castellfollit del Boix, en Maians, Pla de Bages y, por lo tanto, en el centro geográfico de Cataluña. Celler Grau i Grau está rodeado por un territorio más que privilegiado por la popular tradición en la producción de vinos gracias a las formaciones montañosas entre Montserrat y Castelltallat.

Partimos de Jaume Grau i Grau, fundador principal de la empresa, puesto que él fue quién, con su gran visión de negocio y la ayuda de su mujer, creyó que el negocio vinícola que se estaba estableciendo podría llegar lejos.

Desde 1885 hasta 1915, Salvador Grau, el padre del fundador, tuvo sus viñas, entre otros cultivos. Parte de la uva la vendía y otra parte, para uso y disfrute personal. Y en 1915 él mismo empezó a comprar vino a algunas cooperativas con la finalidad de venderlo por su cuenta.

En 1921 se casó con Celerina y tuvieron tres hijos, uno de ellos Jaume Grau i Grau a quien desde muy joven contagió la pasión por el mundo del vino.

Un antes y un después en la bodega

Tras unos tiempos complicado, con mucho esfuerzo y ganas, volvió a recuperar la actividad y con el tiempo y volvió a la compraventa de vino y uva. Este trabajo la compartió con su hijo Jaume durante 14 años más, el cual junto con su mujer, la Paquita, creyeron que podían ir más allá y podían construir una pequeña bodega en 1966, hacer unos depósitos y de este modo poder hacer todo el proceso y poder vender el vino ya puesto en garrafas. Más adelante, lo haría manualmente con botellas.

En Jaume Grau y la Paquita tuvieron tres hijas. Una de ellas Montse, que se casó con Macari. Macari continuó el negocio con Jaume y, poco a poco, al ver que todo funcionaba, decidieron ampliar la bodega y construir los almacenes y toda la estructura actual.

Macari

Hacia 1994 se incorporó a la bodega Jordi Casanovas Grau, nieto de Jaume Grau y que estudió enología, quien se encargaría más adelante de toda la elaboración del vino.

En 1998 la bodega Grau y Grau entró dentro de la Denominación de Origen Pla de Bages y, como homenaje a Jaume, la empresa registró su nombre, Jaume Grau i Grau como marca del vino de más alta gama. También en homenaje a la familia Grau, la cual cultivó durante muchos años las viñas.

la última incorporación, fue Marta Pujadó Grau, hija de Montse y Macari, el actual gerente de la empresa, para dedicarse a la exportación e intentar llevar los productos de Grau i Grau fuera de Cataluña.

Quinta generación

Así pues, Jordi y Marta, tienen el apellido Grau, siendo ellos la quinta generación y actual de esta familia apasionada por el mundo del vino. El fundador, Jaume Grau i Grau, perteneció a la tercera generación. Las primeras generaciones fueron las que empezaron con el cultivo de la viña.

Como quinta generación, Jordi y Marta deciden dar un aire nuevo a la bodega, más fresco y moderno, manteniendo la calidad y la tradición. De este modo, quieren acercarse más al público final y de este modo, que todo el mundo conozca Celler Grau i Grau para hacer unos vinos bajo la Denominación de Origen Pla de Bages con identidad propia. Con este cambio de imagen innovador, los actuales encargados de la bodega apuestan por crecer a todos los niveles, siempre teniendo en cuenta la calidad de los productos Grau i Grau sin perder de vista los inicios.

Cinquena generació

2 Comments

  • Càndid Casals
    Posted 5 March, 2018 3:32 0Likes

    Enhorabona, continueu com ara, conec els vostres productes i a algun de vosaltres
    Felicitats ¡¡¡¡

    • Celler Grau i Grau
      Posted 25 July, 2018 10:07 0Likes

      Moltes gràcies Càndid. Esperem que segueixis gaudint dels nostres productes per molts anys més, doncs! Una abraçada.

Leave a comment