Una vez finalizada la vendimia de este año 2018, os queremos explicar cuáles son nuestras primeras impresiones y cómo ha ido esta etapa tan importante para una bodega como es la recolecta de la uva. Dicho de otro modo, hablaremos del resultado de todo el trabajo hecho durante un año entero.

Una vendimia marcada por las lluvias

Primeramente, hace falta mencionar la complicación que ha derivado de las lluvias de primavera de este curso. Como bien sabréis, han sido constantes y fuertes en toda Cataluña y, por lo tanto, el Pla de Bages se ha visto afectado.

Tener un día de lluvia detrás de otro no es un inconveniente en cierta medida, puesto que las viñas necesitan de este elemento para que crezcan y evolucionen correctamente. El problema se ha encontrado en la intensidad de las lluvias; la viña no necesita tantas y durante el 2018 el tiempo no nos ha acompañado demasiado.

Las fuertes lluvias nos han obligado a estar pendientes constantemente de la viña durante la primavera y también durante el verano. Hemos hecho controles prácticamente todas las semanas de ambas estaciones.

Aún así, hemos conseguido salvar la vendimia satisfactoriamente y podemos aseguraros que la calidad de los productos del Celler Grau i Grau ¡apuntan buenas maneras!

vendimia

 

Ahora que ya ha finalizado la recolecta de uva, es decir, la vendimia, tenemos que seguir trabajando una serie de procesos hasta finalmente embotellar todos los vinos elaborados y que los podéis disfrutar en casa como siempre.

Esta vendimia se diferencia de otras por haber sido 100% ecológica. Además, los vinos tintos de la vendimia del 2018 los estamos elaborando con menos días de maceración para obtener unos vinos más finos y suaves. ¿Qué os parece? 🙂

Queremos destacar un proceso que hemos llevado a cabo este año. Las viñas han sido tratadas con un cobre post-recolecta que evita el mildium primaveral de cara al año próximo. Os dejamos aquí un tabla de Massó Garden que explica con detalle este tratamiento.

vendimia

 

Ahora mismo nuestro enólogo, Jordi, está teniendo mucho trabajo para elaborar los vinos. Estos serán de calidad y nos tomamos las lluvias de la primavera como un reto. ¡Nos gusta transformar cualquier ocasión en una situación de aprendizaje!

Puede que esta no haya sido la vendimia más fácil de los últimos años, pero extraemos un aspecto muy positivo: las fuertes lluvias primaverales serán muy buenas para recuperar una viña afectada en cursos anteriores por la sequía.

El diario Regió 7 da más detalles de nuestra vendimia:

vendimia

 

Celler Grau i Grau completa este año su primera vendimia cien por cien ecológica

La bodega quiere que la producción ecológica caracterice sus vinos. Con este tipo de cultivo, «más ligado al cuidado del medio ambiente y a la preservación del territorio», insisten fuentes de la bodega, este produce una gama de vinos ecológicos que ya tiene cinco referencias certificadas, las cuales aumentarán con la producción de este año.

Según fuentes de la bodega, en la recogida y los posteriores días de elaboración, «es importante la constancia, vigilar que todo funcione correctamente y que los procesos sean los adecuados». «Es la única manera de obtener el mejor producto», añaden. La bodega señala que las lluvias de primavera han afectado de manera negativa la cosecha, puesto que han aumentado el riesgo de enfermedades.

«Este año la vendimia se presenta complicada, tendremos que estar alerta con las astringencias y las aristas que los vinos puedan presentar. Por este motivo, la figura del enólogo será muy importante este año», afirma la bodega.

vendimia

 

Los productos serán de calidad

Sólo nos queda deciros que esperamos que sigáis disfrutando de nuestros vinos que, este año más que nunca, han recibido un trabajo muy constante. Os proponemos que vengáis a vernos a la bodega para conocer en primera persona todo el que os explicamos sobre la vendimia del 2018. ¡Salud!

Leave a comment